Contáctenos: info@antiqualia.es

¡Bienvenido a Antiqualia!

Royal nº 10

€ 85,00

Disponibilidad: VENDIDO

Fabricada en 1.923. Procedencia inglesa.

 

Información adicional

Año 1923
Marca Royal
Modelo Nº 10
País de fabricación Inglaterra
Estado de conservación Muy bueno
Medidas (con rodillo) 39 cm ancho x 25 cm alto x 39 cm fondo
Peso aproximado 10 kg
Funcionamiento Si, aunque le falta la goma que recubre el rodillo y hay que cargar la hoja manualmente ya que patina

Detalles

Antigua máquina de escribir Royal Nº10, fabricada en 1923 por la Royal Typewriter Company.Con un diseño de teclado escalonado, es una maquina muy codiciada por los coleccionistas, y dificiles de encontrar en buenas condiciones. Esta particularmente,esta en muy buenas condiciones. Las partes cromadas presentan algunas marcas de óxido.Al rodillo le falta la goma que lo recubre, con lo cual, hay que cargar el papel manualmente ya que patina Una verdadera joya para los amantes de las maquinas de escribir.

 

HISTORIA

 

La casa Royal fue uno de los fabricantes de máquinas de escribir antiguas de más larga vida. Introdujeron su primera máquina de escribir, la Royal nº1 en 1906, no pararon de fabricar este tipo de piezas hasta 1970.

El Royal Typewriter Company fue fundada en 1904 por dos socios comerciales: Edward B. Hess y Lewis C. Myers. A pesar de que los dos estaban cortos de dinero, los avances que se habían iniciado con la tecnología en la máquina de escribir (avance del papel y la visibilidad de palabra completa entre otros) llamó la atención de uno de los más ricos financieros, Thomas Fortune Ryan. Después de recibir una inversión sustancial de Ryan a cambio de un control parcial sobre la empresa, Hess y Myers presentaron su primeramáquina de escribir en 1906.

Producida en un taller mecánico relativamente pequeño en Brooklyn, la máquina de escribir Royal mantuvo apartados a sus competidores debido a su singular diseño "plano", ya que la mayoría de las máquinas de escribir en este momento contaban con un diseño vertical.

Las máquinas de escribir Royal resultaron ser increíblemente populares y, con el fin de cumplir con la demanda, la compañía pronto se trasladaría a un local más grande en Hartford, Connecticut. Aquí, se seguirían produciendo sus máquinas de escribir hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX.

Además de contar en su mecanismo con las nuevas tecnologías, las máquinas de escribir Royal también destacaban sin duda por ser increíblemente portátiles y duraderas.

La marca Royal cambió de manos varias veces en sus últimos años. En 1954, pocos años después de la introducción de su primera máquina de escribir eléctrica, Royal se fusionó con McBee, un fabricante de máquinas de contabilidad. En 1964, Litton Industries compró lo que había en ese momento convertirse en Royal McBee y dos décadas más tarde, la marca italiana Olivetti obtuvo el control de la empresa. Olivetti se mantuvo como dueña de Royal hasta 2004, cuando la compañía se separó y se convirtió, una vez más, una compañía estadounidense privada.